Reglamento del parque


REGLAMENTO INTERNO DE FUNCIONAMIENTO DEL PARQUE RAFAEL DE LA CERDA LOCALIZADO EN CARTAGENA

Exposición de motivos

Título I. Disposiciones Generales

Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación.

Artículo 2. Definiciones.

Título II. Usuarios Autorizados Abonados

Capítulo I. Procedimiento de obtención del carnet

Artículo 3. Normas comunes.

Artículo 4. Órgano responsable del procedimiento.

Artículo 5. Carnet de abonado.

Capítulo II. Documentación a presentar junto con la solicitud

Artículo 6. Documentación a presentar para la obtención del carnet de abonado.

Capítulo III. Requisitos para ser beneficiario de una autorización

Artículo 7. Requisitos para ser beneficiario de un carnet de abonado.

Capítulo IV. Otras disposiciones

Artículo 8. Adhesión de nuevos miembros a un carnet familiar.

Artículo 9. Pérdida de la condición de abonado.

Artículo 10. Registro de Abonados del Parque Rafael de la Cerda.

Artículo 11. Alquiler de pistas deportivas e instalaciones.

Título III. Usuarios no abonados

Artículo 12. Usuarios no abonados.

Artículo 13. Pases o invitaciones.

Artículo 14. Utilización de las instalaciones por parte de los usuarios autorizados no abonados.

Título IV. Régimen económico

Artículo 15. Contraprestaciones económicas.

Artículo 16. Cuota de abonado.

Artículo 17. Tarifa por el uso específico de las instalaciones deportivas.

Título V. Del uso y disfrute del Parque Rafael de la Cerda

Artículo 18. Acceso.

Artículo 19. Normas comunes.

Artículo 20. Determinación de los horarios y de las normas comunes de uso y explotación del Parque Rafael de la Cerda y de sus instalaciones.

Artículo 21. Limitaciones de uso y disfrute del Parque.

Artículo 22. Responsabilidad por el uso de las instalaciones.

Título VI. Del uso y disfrute de las instalaciones deportivas

Artículo 23. Pago individualizado por el uso de la instalación.

Artículo 24. Cobro en taquilla de las tarifas pagadas por el uso de las instalaciones deportivas.

Artículo 25. Uso de las instalaciones deportivas.

Artículo 26. Reserva de la instalación.

Artículo 27. Responsabilidad por el uso de las instalaciones deportivas.

Título VII. Derechos y obligaciones

Artículo 28. Derechos de los usuarios.

Artículo 29. Obligaciones de los usuarios.

Título VIII. Gestión y control del Parque Rafael de la Cerda y de sus instalaciones

Artículo 30. Control de las actividades del Parque y de los usuarios.

Título IX. Relaciones entre la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y los usuarios

Artículo 31. Canalización de las relaciones entre el Parque Rafael de la Cerda y los usuarios.

Artículo 32. Hojas de reclamaciones y de sugerencias.

Título X. Régimen sancionador

Artículo 33. Infracciones.

Artículo 34. Sanciones.

Artículo 35. Órgano competente.

Disposición Final

Exposición de motivos

La Mancomunidad de los Canales del Taibilla es propietaria del Parque Rafael de la Cerda, que fue inaugurado oficialmente en 1952.

El Parque Rafael de la Cerda, que ocupa cuatro hectáreas, se construyó aprovechando la tierra de excavar de los depósitos de agua de los alrededores, y cuenta con un área de instalaciones infantiles, otra con pistas deportivas, piscinas, zonas verdes, y un bar.

En sus orígenes, el acceso al Parque estaba limitado a los empleados de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y a sus familiares. Sin embargo, posteriormente, el derecho de acceso al mismo se extendió al público en general. Así, en la actualidad, el único requisito necesario para poder acceder al Parque es contar con una autorización que se expide tras la presentación de una solicitud oficial que esté avalada por un empleado de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

Desde su apertura, el Parque Rafael de la Cerda, que reúne una serie de características que lo convierten en un espacio social-integrador y dinámico que une a los ciudadanos, ha venido cumpliendo una significativa función social para la ciudad de Cartagena y su entorno. Si a lo anterior se le añade el hecho de que se encuentra gestionado por una entidad tan representativa para Cartagena como la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, puede afirmarse que este Parque se ha convertido en un símbolo distintivo de la ciudad.

De acuerdo con lo previsto en la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria La Mancomunidad de los Canales del Taibilla, en su condición de organismo autónomo del Estado, es objeto de Control Financiero Permanente por parte de la Secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos del Ministerio de Economía y Hacienda

En algunos de los informes que se han elaborado en el marco de este control financiero se han reflejado ciertas recomendaciones en relación al Parque Rafael de la Cerda, entre las que pueden destacarse: la conveniencia de mejorar el procedimiento de gestión del Parque; la conveniencia de regular el procedimiento para determinar las cuotas abonadas por los usuarios y la conveniencia de regular el sistema de recaudación de las referidas cuotas.

Por otra parte, los Presupuestos Generales del Estado para el año 2011 han contemplado una partida presupuestaria específica (Sección 23: Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino) cuyo tenor literal es “revisión del Reglamento del Parque Rafael de la Cerda”.

La Mancomunidad de los Canales del Taibilla considera que es conveniente que el Parque Rafael de la Cerda cuente con unas normas claras, precisas y uniformes, que regulen todos los aspectos relativos a su funcionamiento, razón por la cual ha elaborado el presente Reglamento interno de funcionamiento

Este Reglamento se compone de 35 artículos, que se estructuran a lo largo de diez títulos y una Disposición Final.

Título I. Disposiciones Generales

Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación

El presente Reglamento interno tiene por objeto regular el funcionamiento del Parque Rafael de la Cerda y de sus instalaciones deportivas.

Artículo 2. Definiciones

A los efectos de esta normativa interna, se entenderá por:

  1. Abonado: persona que dispone del título jurídico habilitante para el acceso al Parque Rafael de la Cerda y a sus instalaciones. En el caso de las autorizaciones individuales el abonado será la persona autorizada. En el caso de las autorizaciones familiares, se considerará abonado a todos los miembros incluidos en la autorización.
  2. Abono: título jurídico habilitante que permite el acceso al Parque Rafael de la Cerda y a sus instalaciones.
  3. Carnet de usuario: documento acreditativo de que una persona es titular de un abono.
  4. Familia: a efectos de este Reglamento de funcionamiento, se considera familia a aquel conjunto de personas que reúnan las siguientes características:
  • Al menos una de ellas sea mayor de 18 años. El número máximo de personas mayores de 18 años será de 6.
  • No existirá un número máximo ni mínimo de personas autorizadas menores de 18 años.
  • Será necesario que entre todos los miembros exista un parentesco de, al menos, segundo grado de consanguinidad o afinidad. A estos efectos, se entenderá que existe relación de parentesco por afinidad tanto si ésta se deriva de un matrimonio como si lo hace de una unión de hecho jurídicamente regulada. No obstante podrán hacerse excepciones si están debidamente justificadas mediante escrito dirigido al Organismo.
  1. Instalación deportiva: toda instalación, campo, dependencia o espacio, de cualquier característica, dedicada a la práctica del deporte y la actividad física, localizada en el Parque Rafael de la Cerda.
  2. Pases temporales o invitación: autorización expedida por la Mancomunidad de los Canales del Taibilla que permite el acceso al Parque de un tercero. Su otorgamiento estará condicionado al aforo que en cada momento tengan disponible las instalaciones del Parque, así como al pago de la preceptiva contraprestación económica que a tal efecto se determine por el Comité Ejecutivo del Organismo.
  3. Parque Rafael de la Cerda o Parque: instalación recreativa propiedad de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla localizada en la ciudad de Cartagena, el cual dispone de un área de pistas deportivas, una zona infantil, piscinas, zonas verdes, y un bar. Tiene una extensión de cuatro hectáreas y se encuentra delimitado por los depósitos de agua de la Mancomunidad / un recinto vallado.
  4. Usuarios no abonados: aquellas personas que accedan al Parque Rafael de la Cerda y a sus instalaciones, que no sean poseedores del carnet de abonado.

Título II. Usuarios Autorizados Abonados

Capítulo I. Procedimiento de obtención del carnet de abonado

Artículo 3. Normas comunes

Para la obtención de un carnet de abonado será necesario presentar una solicitud escrita por parte del interesado, cumplimentando el formulario tipo a tal fin preparado, que podrá recogerse en las instalaciones de este Organismo o descargarse por medios telemáticos.

Esta solicitud deberá acompañarse de la documentación que se indica en el artículo 8.

La presentación de una solicitud para la obtención del carnet de abonado no supone la adquisición del derecho automático de acceso al Parque.

Una vez presentada la solicitud, si se constata que concurren los citados requisitos y que se ha presentado la documentación exigida, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla otorgará la autorización solicitada y se lo notificará al solicitante.

Artículo 4. Órgano responsable del procedimiento

Las solicitudes para la obtención del carnet de abonado serán resueltas por el Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, que podrá delegar en la Dirección del Organismo.

Artículo 5. Carnet de abonado

Para que un interesado adquiera el derecho de acceso permanente al Parque será necesario que la autorización haya sido otorgada expresamente, y que se haya expedido el correspondiente carnet de usuario.

El carnet de usuario es el documento a través del cual una persona abonada acredita ser titular de una autorización de acceso al Parque.

Se expedirá un carnet de usuario al titular de cada autorización.

En el caso de las autorizaciones familiares se expedirá un carnet individual por cada miembro de la unidad familiar mayor de 3 años.

Capítulo II. Documentación a presentar junto con la solicitud

Artículo 6. Documentación a presentar para la obtención del carnet de abonado

Las solicitudes deberán acompañarse de la siguiente documentación:

  • Solicitud de autorización. Deberá presentarse el formulario tipo que estará a disposición de los ciudadanos en las instalaciones de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y en su Portal Web.

Si el carnet fuese familiar, en el formulario se detallarán los miembros de la familia que solicitan ser autorizados. Todos los miembros de la familia mayores de edad deberán firmar el formulario.

En dicho caso deberá indicarse el miembro de la familia que será el representante de la misma ante la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

  • Fotocopia del DNI del solicitante y, en caso de carnet familiar, la de todos los miembros mayores de 14 años.
  • Fotocopia del libro de Familia o en su caso Certificado de convivencia u otros documentos acreditativos.
  • Datos necesarios para proceder a la domiciliación bancaria de las cuotas de abonado. Se aportarán mediante la cumplimentación del formulario tipo que se adjuntará al de la solicitud de la autorización.

Capítulo III. Requisitos para ser beneficiario del carnet de abonado

Artículo 7. Requisitos para ser beneficiario del carnet de abonado

Serán requisitos necesarios para ser titular de un carnet de abonado los siguientes:

  • En todo caso,
  1. Estar al corriente de los pagos frente a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla. No podrán otorgarse autorizaciones a personas que tengan deudas pendientes de pago con el Organismo.
  2. Que se entienda por parte de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla que el otorgamiento de la autorización solicitada no es susceptible de alterar el ambiente cordial y familiar que existe en el Parque.
  3. Que el aforo máximo de abonados del Parque no haya sido rebasado.
  • Ser mayor de 18 años o emancipado.
  • En el caso de carnet familiar regirán los siguientes requisitos:
      1. La familia que solicite la autorización deberá cumplir los requisitos previstos en la definición de familia contemplada en el artículo 2 del presente Reglamento.
      2. El representante de la familia frente a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla deberá ser mayor de 18 de años.

Capítulo IV. Otras disposiciones

Artículo 8. Adhesión de nuevos miembros a un carnet familiar

Podrá adherirse un miembro adicional a un carnet familiar en cualquier momento posterior a su otorgamiento siempre y cuando éste cumpla todos los requisitos previstos en el presente Reglamento.

Para tramitar esta adhesión deberá presentarse a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla la siguiente documentación:

  • Solicitud de adhesión. Deberá presentarse el formulario tipo que estará a disposición de los ciudadanos en las instalaciones de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, así como en su Portal Web.

El formulario deberá firmarse por la persona que se solicita adherir, si es mayor de edad, y por el representante de la familia ante la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

  • Fotocopia del DNI de la persona que se solicita adherir si es mayor de 14 años.
  • Fotocopia del Libro de Familia o Certificado de Convivencia u otros documentos acreditativos.

Artículo 9. Pérdida de la condición de abonado

Los abonados del Parque Rafael de la Cerda perderán automáticamente dicha condición en los siguientes supuestos:

  • Cuando así lo soliciten por su propia voluntad. Para ello, deberán remitir un escrito dirigido al Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.
  • Incumplimiento de las obligaciones determinadas en esta normativa interna.
  • Defunción.

Artículo 10. Registro de Abonados del Parque Rafael de la Cerda

Se llevará a cabo un Registro informático de todos los abonados del Parque, del cual se podrán obtener, entre otras, las siguientes informaciones.

  1. Autorizaciones:
  1. Abonados clasificados por fecha de alta.
  2. Fecha de baja de los antiguos abonados con especificación de los motivos de la misma.
  1. Libro de caja en el que se registrarán los ingresos clasificándolos de la siguiente forma:
  1. Pago de las cuotas.
  2. Pago de las tarifas por uso específico de las instalaciones deportivas.

Artículo 11. Alquileres de pistas deportivas e instalaciones.

El abonado tendrá derecho al disfrute de las distintas pistas deportivas e instalaciones del Parque mediante el abono de la tarifa correspondiente.

Título III. Usuarios no abonados

Artículo 12. Usuarios no abonados

Son usuarios no abonados aquellas personas que acceden al Rafael de la Cerda y a sus instalaciones, y que no sean poseedores del carnet de abonado. Dicho acceso podrá realizarse bien mediante pago o bien mediante invitación previa.

Artículo 13. Pases o invitaciones

Los pases o invitaciones son autorizaciones que permiten el acceso de modo temporal al Parque de uno y varios terceros no abonados. La concesión de un pase o invitación requerirá el pago de la correspondiente contraprestación económica que a tal efecto haya determinado el Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

Existen los siguientes tipos de pases o invitaciones que podrán otorgarse de las dos formas siguientes:

Mediante pago realizado en el propio Parque

  • Pase individual: Aquel obtenido por el interesado no abonado mayor de edad.
  • Pase familiar: Aquel obtenido por una unidad familiar no abonada.
  • Pase acompañante de abonado: Aquel obtenido por un interesado no abonado que acompañe a un abonado.
  • Pase acompañante de trabajador del Organismo: Aquel obtenido por un interesado no abonado que acompañe a un trabajador de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

Mediante previa solicitud del interesado a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y pago mediante ingreso bancario.

  • Pase excursiones escolares: Aquellos solicitados por centros escolares, con una antelación mínima de 72 horas, especificando número de visitantes, representantes del grupo (en caso de menores de edad deberá estar presente un adulto por cada diez niños) y el horario previsto.
  • Pase celebraciones: Aquellos solicitados por interesados para la celebración de algún evento, con una antelación mínima de 72 horas, especificando número de visitantes, representantes del grupo (en caso de menores de edad deberá estar presente un adulto por cada diez niños) y el horario previsto.
  • Otros: Aquellos solicitados por colectivos y asociaciones de interés social.

En cualquier caso, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla podrá denegar el otorgamiento de un pase o invitación por razones de aforo.

Artículo 14. Utilización de las instalaciones por parte de los usuarios autorizados no abonados

Los usuarios que accedan mediante un pase de grupo o invitación tendrán el derecho a utilizar las instalaciones del Parque en las mismas condiciones que los usuarios abonados. Excepto en lo concerniente a la utilización de pistas deportivas o instalaciones destinadas al alquiler.

Título IV. Régimen económico

Artículo 15. Contraprestaciones económicas

  1. Los abonados del Parque Rafael de la Cerda deberán pagar por el disfrute del Parque y de sus instalaciones las cuotas y demás contraprestaciones económicas que se regulan en el presente Título.
  2. Las cuotas y contraprestaciones que deberán pagar los abonados serán las siguientes:
  1. Cuota de abonado.
  2. Tarifa por el uso específico de las instalaciones deportivas.
  1. La cuota de abonado se abonará mediante domiciliación bancaria.
  2. Las tarifas por el uso específico de las instalaciones deportivas se abonarán en efectivo.
  3. Aquellos abonados que sean empleados de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla tan sólo estarán obligados al pago de las contraprestaciones económicas determinadas en el apartado 2.b. de este artículo.

Artículo 16. Cuota de abonado

  1. Los abonados deberán pagar puntualmente la cuota de abonado.
  2. La cuantía de la cuota de abonado de las autorizaciones será establecida por el Comité Ejecutivo del Organismo.
  3. El sujeto obligado al abono de esta cuota será el titular de la autorización.

Artículo 17. Tarifa por el uso específico de las instalaciones deportivas

Los abonados, podrán hacer uso de las instalaciones deportivas incluidas en el Parque medianteel pago de las tarifas correspondientes.

La cuantía de estas tarifas será determinada anualmente por el Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

Título V. Del uso y disfrute del Parque Rafael de la Cerda

Artículo 18. Acceso

  1. Podrán acceder al Parque los abonados y los usuarios autorizados no abonados.
  2. Para acceder al Parque los abonados deberán portar el carnet de usuario. Los usuarios autorizados no abonados deberán portar el pase o invitación.
  3. El acceso al Parque Rafael de la Cerda y a sus instalaciones supone la aceptación de las normas contenidas en el presente Reglamento y en la demás normativa interna del Parque.
  4. Los menores de 14 años sólo podrán acceder en compañía de una persona mayor de edad.
  5. Los menores de 3 años no necesitarán ninguna autorización para entrar al parque y a sus instalaciones.

Artículo 19. Normas comunes

  1. Por razones de convivencia quedan prohibidos los juegos molestos o peligrosos.
  2. Todos los usuarios están obligados a guardar escrupulosamente las normas de convivencia y respeto a los demás que generalmente son aceptadas socialmente, así como a extremar el cuidado del material que utilicen y sea propiedad de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.
  3. Así mismo todos los usuarios deberán seguir las indicaciones del personal encargado de las instalaciones.

Artículo 20. Determinación de los horarios y de las normas comunes de uso y explotación del Parque Rafael de la Cerda y de sus instalaciones

El Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla determinará:

  1. Los horarios de apertura y cierre del Parque y de sus instalaciones.
  2. Las normas comunes complementarias a las ya determinadas en este Reglamento interno que sea necesario aprobar para regular el uso y la explotación del Parque y de sus instalaciones.

Artículo 21. Limitaciones de uso y disfrute del Parque

El Parque tiene capacidad para un cupo limitado de abonados y usuarios, cuyo número es el máximo posible que permita un adecuado uso de las instalaciones por los usuarios en general. Por ello, eventualmente podrá denegarse el acceso por falta de capacidad momentánea de las instalaciones.

El Parque Rafael de la Cerda se reserva la facultad de cerrar temporalmente sus instalaciones cuando por causas justificadas se estime oportuno llevar a cabo esta medida.

Artículo 22. Responsabilidad por el uso de las instalaciones

  1. La Mancomunidad de los Canales del Taibilla no será responsable de los daños, tanto físicos como de carácter patrimonial, que puedan sufrir los usuarios en las instalaciones del Parque Rafael de la Cerda, salvo que sean consecuencia directa del mal estado de las instalaciones o de una actuación negligente imputable a su personal.
  2. La Mancomunidad de los Canales del Taibilla en ningún caso será responsable de los accidentes o desperfectos que pudieran derivarse del incumplimiento por parte de los usuarios del presente Reglamento interno; de un comportamiento negligente del usuario afectado; de otro usuario; ó de un mal uso de las instalaciones.
  3. El régimen de responsabilidad de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla respecto a las instalaciones del Parque Rafael de la Cerda se regirá por el Derecho Privado.

Título VI. Del uso y disfrute de las instalaciones deportivas

Artículo 23. Pago individualizado por el uso de la instalación

Los abonados podrán hacer uso de las instalaciones deportivas incluidas en el Parque, previo pago de las tarifas correspondientes que estén vigentes en cada momento, y siempre y cuando esté disponible la instalación que se pretenda utilizar.

Artículo 24. Cobro en taquilla de las tarifas pagadas por el uso de las instalaciones deportivas

Las tarifas por el uso específico de las instalaciones deportivas se abonarán en las taquillas del Parque que hayan sido habilitadas a tal efecto.

Artículo 25. Uso de las instalaciones deportivas

  1. Los usuarios de las instalaciones deportivas, están obligados a guardar las normas de uso, mantenimiento y de carácter deportivo vigentes en cada momento para la realización de cada actividad deportiva.
  2. Del mismo modo, deberán respetar las siguientes pautas:
  1. Se utilizará calzado deportivo adecuado, acorde a la calidad del suelo, y vestido deportivo conveniente.
  2. Sin el consentimiento expreso de los encargados, no podrán practicarse en estas instalaciones otros deportes que aquellos para los que estén específicamente diseñadas.

Artículo 26. Reserva de la instalación

Los usuarios podrán reservar una instalación deportiva por teléfono, presencialmente, o a través del portal Web del Organismo. Para ello, deberán aportar los siguientes datos:

  1. Nombre de la persona que efectúa la reserva y número de abonado
  2. Teléfono de contacto y/o dirección de correo electrónico.

Artículo 27. Responsabilidad por el uso de las instalaciones deportivas

Se aplicará el mismo régimen previsto en el artículo 22.

Título VII. Derechos y obligaciones

Artículo 28. Derechos de los usuarios

Los derechos de los usuarios son los siguientes:

  1. Acceso al Parque Rafael de la Cerda y a sus instalaciones.
  2. Ser tratados con respeto por el personal que presta sus servicios en el Parque y en sus instalaciones, y por el resto de usuarios.
  3. Ser informados sobre las condiciones de uso de las instalaciones.
  4. Formular las sugerencias y reclamaciones que consideren oportunas para la mejora de la gestión del Parque, así como de sus instalaciones deportivas.

Artículo 29. Obligaciones de los usuarios

Son obligaciones de los usuarios:

  1. Estar al corriente del pago de las cuotas, en caso de ser abonado.
  2. Abonar, también en su caso, las tarifas correspondientes al uso específico de las instalaciones deportivas.
  3. Comunicar los cambios que se produzcan en relación con los datos de la cuenta bancaria en la que se tenga domiciliado el pago de la cuota de abonado.
  4. Utilizar las instalaciones respetando a los demás usuarios y al personal de las mismas.
  5. Presentar la documentación acreditativa de su condición de usuarios siempre que sea solicitada por el personal de seguridad del Parque.
  6. Las personas adultas velarán por la seguridad de los menores de edad a su cargo.
  7. Contribuir a mantener las instalaciones limpias, colaborando con los empleados en lo que sean requeridos a tal fin.
  8. Cumplir la programación horaria establecida en cuanto al acceso y abandono del Parque y de sus instalaciones.
  9. Hacer uso de cualquiera de las instalaciones y espacios deportivos con el vestido y calzado adecuados para la modalidad deportiva de que se trate.

Título VIII. Gestión y control del Parque Rafael de la Cerda y de sus instalaciones

Artículo 30. Control de las actividades del Parque y de los usuarios

La actividad de gestión y control de las actividades del Parque Rafael de la Cerda se realizará por el órgano que a tal efecto designe la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

Título IX. Relaciones entre la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y los usuarios

Artículo 31. Canalización de las relaciones entre el Parque Rafael de la Cerda y los usuarios

  1. Las relaciones entre la Mancomunidad de los Canales del Taibilla y los usuarios se canalizarán a través de los órganos que a tal efecto designe la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.
  2. Estas relaciones se sujetarán al presente Reglamento interno y, en lo no previsto en él, al Derecho Privado.

Artículo 32. Hojas de reclamaciones y de sugerencias

Los abonados y los usuarios autorizados no abonados podrán formular las reclamaciones y sugerencias que consideren oportunas para la mejora de la gestión y funcionamiento del Parque y de sus instalaciones. Para ello se pondrán a su disposición las correspondientes hojas de reclamaciones y de sugerencias.

Título X. Régimen sancionador

Artículo 33. Infracciones

Se consideran infracciones a efectos de este Reglamento las siguientes actuaciones realizadas por los usuarios del Parque y de sus instalaciones:

  1. El incumplimiento de las obligaciones determinadas en este Reglamento interno.
  2. El uso de vestimenta o elementos inadecuados para la correcta utilización de las instalaciones deportivas que puedan conllevar daños materiales para las mismas.
  3. Causar daños en el Parque y en sus instalaciones, así como en el mobiliario del mismo.
  4. La falta de pago de las cuotas.
  5. El uso de las instalaciones deportivas sin haberse abonado la tarifa específica existente para ello.
  6. Las agresiones, faltas de respeto y consideración a otros usuarios o al personal del Parque Rafael de la Cerda.
  7. La negativa a acreditar la condición de abonado mediante la exhibición del preceptivo carnet de usuario cuando sea requerido para ello por personal del Parque.
  8. La cesión del carnet de usuario a terceros no autorizados.
  9. La alteración o manipulación de los datos del carnet de usuario o de las autorizaciones expedidas por la Mancomunidad.
  10. Todas aquellas no contempladas en este Reglamento y que a juicio del Organismo sean constitutivas de infracción.

Artículo 34. Sanciones

  1. Cuando se constate la comisión de alguna de las infracciones descritas en el artículo precedente se podrá imponer alguna o varias de las siguientes sanciones:
  1. Amonestación escrita del Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.
  2. Suspensión de acceso a las instalaciones con un límite temporal determinado que no podrá ser superior a seis meses. Durante el período de suspensión el abonado deberá seguir abonando las cuotas correspondientes.

En el caso de autorizaciones familiares, será posible que se acuerde la suspensión de acceso a las instalaciones en relación con uno o varios de los miembros autorizados, manteniendo la de los restantes miembros.

  1. Pérdida de la condición de abonado, con pérdida de sus derechos. En este caso, el sujeto expulsado no podrá volver a ser abonado del Parque durante los dos años siguientes a la fecha en la que se le notifique la baja definitiva.

En el caso de autorizaciones familiares, será posible que se acuerde la pérdida de la condición de abonado de uno o varios de los miembros autorizados, manteniendo la de los restantes miembros.

  1. Con independencia de la imposición de alguna o varias de las sanciones descritas, en los casos en los que la comisión de una infracción haya supuesto daños cuantificables en el Parque o en sus instalaciones deportivas, la persona responsable estará obligada a abonar la correspondiente indemnización a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, la cual será determinada por el Comité Ejecutivo del Organismo.

Artículo 35. Órgano competente

El órgano competente para la imposición de las sanciones contempladas en este Título será el Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

DISPOSICIÓN FINAL

Lo no previsto en este Reglamento será resuelto por el Comité Ejecutivo, que podrá delegar en la Dirección del Organismo.

Este Reglamento ha sido aprobado por el Comité Ejecutivo de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, con fecha de xx de xxxxx de 2012.